-
-
3,153 m
1,168 m
0
4.3
8.5
17.07 km

Viewed 1388 times, downloaded 9 times

near Diaguita, Coquimbo (Chile)

Una ruta preciosa, pero bastante dura que implica salvar un desnivel de mas de 2000 metros. Conviene ir preparados. Se complico mucho la bajada. Pensaba bordear todo el circo glaciar, pero en algunas zonas hay paredes rocosas muy tecnicas y como andaba cansado me dio miedo tener algun problema ya que iba sólo y preparado para correr, con ropa muy ligera y con poco agua (1 litro) y escasa comida (5 geles). La ruta de bajada no fue muy buena, con mucha piedra suelta y muchos cardos que la hicieron mas lenta y dificil que la subida. Convendria explorar otro descenso. La parte externa del circo glaciar tiene menos pendiente y aunque se da mas vuelta es mas segura.

La subida de 2 kms verticales la hice en dos horas y media, luego emplee casi 5 en ir bajando. Consumí casi 3000 calorias y hubiera necesitado mas agua y comida. Pense que lo haria en 4-5 horas y me llevó dos horas mas de lo calculado por lo complicado de la bajada. No obstante, disfrute muchisimo del paisaje. Hay que estar preparado fisicamente, no se puede hacer si no se tiene un cierto fondo fisico y tambien una motivacion y una fortaleza psicologica porque es bastante extenuante.

RELATO DE LA RUTA

Andes infinitos, llenos de dos miles, tres miles, cuatro miles por todos lados, sin nada de vegetacion en esta zona norteña de Chile cerca de la Serena, tambien vacios de carreteras, pueblos, lineas de electricidad y aviones… solo rocas y viento!!!

En la Serena la camanchaca y las nubes del Pacifico hacian un amanecer humedo y neblinoso, a 12 grados, que obligaban a poner el limpiaparabrisas. 50 kms tierra adentro por el valle del Elqui la cosa seguia muy neblinosa a las 7 de la mañana, lo cual compormetia mis planes de subir por las montañas ya que aquí no hay nada bien indicado, las pistas son un laberinto y no hay un alma al que preguntar. Y por supuesto, nada de montones de piedrecitas indicando sendas, ni pinturas o marcas blancas y rojas señalando un GR com en Europa. Si no ves los cerros que previamente te hayas estudiado en google maps y en wikilocs no hay mucho que hacer. Para mi felicidad, en cuanto sali de Vicuña, que esta a 750 metros de elevacion, y fui llegando al observatorio meteorologico de Mamalluca rebasé el mar de nubes. Y en contra de lo que parecía en la carretera, la mañana era esplendida, con un cielo azul y un sol naranja fuego. Acababa de amanecer y ya se estaba a 20 grados alla arriba.

Aparco el coche a 1100 metros de elevacion y empiezo a correr ligero de ropa (un cortavientos y unos manguitos para los brazos), comida (2 geles y 3 saquitos de papilla de frutas) y agua (menos de un litro). Habia planeado un recorrido inspirado en una ruta de wikilocs para subir al cerro negro. En la ruta que habia consultado se paraban a 2700 sin hacer cumbre (3200) y se volvían por donde subieron. Yo contemplaba esa opcion (e incluso darme la vuelta antes si la cosa se complicaba o las fuerzas me fallaban: estaba en modo precaucion ON ya que iba solo, con un coche prestado y tengo familia y amigos a los que quería volver a ver!) pero me llamaba mucho la idea de correr por encima de 3000 (nunca lo habia hecho) y la posibilidad de bordear el circo glaciar y bajar por otro lado. Primera observacion: una vez abandonas los confortables 1500-1600 m de elevacion ya no hay caminos, nada. Solo rocas, cactus y serpientes. Te buscas la vida. Tras 3 kms en los que se suben 500 metros por pista y caminos bastante corribles, cambia el angulo y en solo 3 kms mas subes 1500 metros. Para mi resultaba imposible correr con esa inclinación, tan solo algun trote en los breves rellanos, pero con zancada grande y apoyando con als manos fui avanzando a buen ritmo. La unica molestia fueron las moscas picadoras, que aquí llaman tabanos, pero son mucho mas pequeñas e igual de pesadas y dolorosas que los tabanos europeos. Para mi sorpresa por encima de los 2000 metros, entre puras rocas y grandisimas pendientes se veian huellas y excrementos de caballo y me encontré una herradra rota. No puedo entender como van los caballos por ahí si yo subia a cuatro patas. ¿Y a donde iban? Si aquello no solo no tienen ningun camino sino que no va a ningun sitio… Me acompañan hasta mas de 2500 m multitud de serpientes, lagartijas y lagartos. Soplaba un frio viento del noreste, que me obligo a ponerme el cortavientos a pesar de ir sudando, o quiza por eso… Llego a una pequeña cumbre a 2700, feliz con la vista y con el buen tiempo tanto meteorologico como de cronometro. Decido seguir subiendo y bordear el circo glaciar. Border el circo para llegar a la cumbre mas alta de Cerro Negro a 3200 me obliga a bajar y subir por algunas paredes empinadas. Las rocas son esquistos afilados que se deshacen y se sueltan con facilidad. Me asusto varias veces al intentar algunos pasos y decido extremar precauciones al ver cuan abajo y cuan rapidamente llegan las piedras que desprendo al trepar.

Por fin, tras dos horas y media llego a la cumbre. Unas vistas increibles sobre el circo glacial y ya se vislumbran los cuatro miles y cinco miles hacia la frontera con Argentina, con bastante nieve en las cumbres, a lo lejos. En las caras sur todavia quedan manchas de nieve a 3200 m. pero la primavera avanza y la zona es muy seca. Disfruto como un enano corriendo a mas de 3000 por las suaves lomas de la cresta por espacio de cuarenta minutos. Dejo atrás la pequeña antena del cerro y comienzan mis primeras dudas: ¿por donde bajo? Mi ruta de bajada prevista para este caso la habia basado en las imágenes de google y ahí no se apreciaban unos roquedos impresionantes con sus imrpesionantes caidas. Y acumulaba ya un cansancio en las piernas que no me animaba nada ameterme en lios trepando por superficies rocosas muy empinadas. Decido seguir corriendo por el exterior del circo, que tiene menos pendiente, pero acabo llegando a esos roquedos que se me hacen dificles de franquear incluso por fuera, aunque tuviera que dar mas vuelta. Tras varios intentos que me llevan a precipios de 20 o 30 metros, decido seguir el curso del agua y me lanzo por torrenteras, que en este momento son torrenteras de piedras inestables. Al principio me hace hasta gracia surfear por encima de las piedras pero esto no se acaba nunca.

El surfear y resbalar con las piedras provoca grandes aluviones de rocas que no solo hunden mis pies y me golpean los tobillos (y me obligan a quitarme las zapatillas cada 10 minutos para quitar kilos de piedritas y arena, si no que llegan a movilizar algunas rocas de gran tamaño y me asusto. Busco otras superficies por las que resbalo un poco de culo, pero el cansancio en als piernas es muy grande. Mucho tiempo en tension y haciendo equilibrios. Esto no se acaba nunca. Tras una hora solo habia descendido 250 metros, seguia apenas por debajo de 3000. Sigo bajando pero ya me queda poco agua y me como el ultimo gel. La bajada total me llevaria cuatro horas. Yo pensé que me llevaria menos de la mitad. A los 2300 empiezan los cactus. Y el sol aprieta fuerte. Estoy u poco mareado y decido tirarme al suelo, hacer palanca con una pierna para no caer y hacer como que duermo 10 minutos con la gorra cubriendome la cara. Me bebo el ultimo buche de agua. Me sienta bien. Logro hablar con mis amigos chilenos en un rinconcito que habia señal y entrecortadmente les digo que estoy bien pero que hagan planes que llegaré mas tarde de lo previsto. Sigo bajando. Apenas me quedan fuerzas y ganas de tomar fotos o brabar algun video con la GoPro. La densidad de cactus ha aumentado y me obligan a retrcoede en muchos puntos. Hay dos tipos de optunias pequeñas que son muy crueles. No las ves hasta que una inmensa espina te atraviesa la suela de la zapatilla, o hasta que tienes toda la espinilla cubierta de espinitas que se enganchan en la ropa y en las manos. A media que bajo por la cara norte (claro, la cara norte!! Aquí es la cara mas seca!! Subi por la cara sur, humeda y fria) a la densidad de cactus se suman los tabanos y tambien las huellas de caballos. Cuando a mi me cuesta permanecer en pie, y por supuesto no hay ninguna via, senda, camino ni similar, por aquí sube o baja un caballo, sorprendente…

A los 1700 llego a una zona rodeada por un muro bajito de piedras… al rodearlo escucho unas voces y les saludo y les pido agua. Un tal Jorge y un tal Jose Ramon me dicen que el unico agua que tienen es el del minimo arroyito que han canalizado para llevar agua a sus cabras, ladera abajo. El agua es potable. Si ellos lo dicen… Me bebo dos vasos grandes, pero decido seguir sin dejarme tentar por la fresca sombra y la conversacion de estos dos amables paisanos que se sorprenden de verme por alli solo y sin mochila ni equipo ninguno. Aun recuerdan un accidente que hubo hace unos años en los que un señor de la zona se internó en la montaña, se cayo y paso mas de dos dias a la intemperie hasta que lo rescataron con mucha dificultad las gentes de Vicuña. Pero yo ya estaba pisando firme. Por fin un camino, lleno de piedras, pero un camino. Troto con alegria y esta vez si que me ayuda la pendiente. Acabo por llegar al coche, cansado, y con varios golpes en rodillas y tobillos pero nada grave. Me bebo medio litro de agua, apuro una manzana y regreso a la Serena, una hora de carretera en la que tenia que retirar de vez en cuando el pie del acelerador por las contracturas y calambres que me daban los tibiales y gemelos si los dejaba en angulo durate mucho rato.

Habia quemado casi 3000 calorias y durante mas de 8 horas solo habia comido unas 500 o 600. Pero la verdad es que me recuperaba bien. Tanto en ruta, en la que una parada de unos minutos hacia bajar mis pulsaciones de 140 a 85, como a las horas de despues y al dia siguiente. Parece que el entrenamiento de estos meses en el que ademas de correr he hecho gimnasio y he fortalecido piernas y core ha servido. Temia el dia siguiente y las agujetas, pero no hubo ninguna. Lo unico que me quedó del esfuerzo fue una extraña afonia (alergia a algo?), una molestia extraña en el oido al masticar (¿¿?) y, eso si, un picor muy molesto en las espinillas debido a todas las espinas y pinchazos (varios catus se sabe que generan un poco de alergia al pincharte) que me dificulto mucho el dormir bien a pesar del cansancio. El estomago se me cerró y apenas tuve hambre al llegar a casa. Me obligue a cenar un poco pero hasta el dia siguiente mi cuerpo no parecia dispuesto a compensar el deficit calorico. Y entonces… me puse morado de la rica comida peruana con mis amigos!!!

3 comments

  • Photo of zurich

    zurich 2016-3-17

    Increible... muy bonita ruta.

  • Photo of miguelsendero

    miguelsendero 2016-8-2

    Que lindo testimonio y que mejor que desconectar la mente e ir a la deriva camino al cielo. saludos hermano.

  • Photo of robertolaserena

    robertolaserena 2017-11-9

    buenisima experiencia. te felicito

You can or this trail