RDT

航迹点数 130

上传日期 2010年8月13日

-
-
1,402 m
1,258 m
0
6.9
14
27.68 km

浏览次数: 8116次 , 下载次数: 16次

邻近 Las Fuentes, Jalisco (Mexico)

El último tramo para conocer completamente la Ruta del Tequila es de Ahualulco de Mercado a Teuchitlán.

El principal atractivo turístico con que cuenta el municipio de Ahualulco de Mercado son las llamadas Piedras Bola, su origen es desconocido y existen sólo en tres partes de nuestro planeta, y se caracterizan por su tamaño y perfecta redondez. En el parque natural Piedras Bola, recientemente inaugurado, se puede practicar el ecoturismo y el turismo de aventura puesto que cuenta con instalaciones de tirolesa, puentes colgantes y senderos interpretativos. Esta oferta turistica complementa y diversifica los atractivos ofrecidos en la Ruta del Tequila.
La cabecera municipal cuenta con varios atractivos para el turismo cultural, recreativo y gastronómico puesto que cuenta con importantes monumentos, museos y un centro histórico.

El nombre de Ahualulco se deriva de la palabra náhuatl “Ayahualulco” que significa: “lugar coronado de agua” o “lugar que rodea el agua”. En la época prehispánica fue cacicazgo perteneciente al tlatoanazgo de Etzatlán, habitado por los tochos. Fue gobernado por el guerrero Guajotzin o Huejotzin. El poblado fue incendiado por los tarascos en 1510. Hacia 1524, su territorio fue conquistado por Francisco Cortés de San Buenaventura. En 1531 el lugar fue repoblado por el encomendero de Etzatlán, Juan de Escárcena; y en 1532 su encomendero fue Benito Gallego.
La evangelización de este lugar es obra de los frailes Francisco Lorenzo, Antonio Cuéllar y Andrés de Córdoba. El virrey Antonio de Mendoza pernoctó en Ahualulco, en enero de 1542; regresando del 8 al 11 de febrero de ese mismo año. A finales del siglo XVI, en el año 1594, se fundó su convento franciscano. La parroquia se empezó a construir en 1638 habiéndose terminado en 1760.
El 13 de noviembre de 1810, el párroco de Ahualulco, José María Mercado secundó la causa de Miguel Hidalgo; proclamando la Independencia y uniéndose así al movimiento insurgente. El 8 de abril de 1844, por decreto número 5 se estableció ayuntamiento, constituyéndose Ahualulco en municipio. Un par de años más tarde, el 19 de diciembre de 1846 se le dio el nombre de Ahualulco de Mercado en recuerdo del héroe insurgente cura José María Mercado. Ese mismo año, en el mes de septiembre, se consideró a Ahualulco como cabecera del 5° Cantón del estado y en octubre pasó a ser cabecera de uno de los 28 departamentos de Jalisco.
El poblado ostenta doble título de ciudad, el primero se le confirió el 3 de marzo de 1891, por decreto número 459; y el segundo el 13 de septiembre de 1973 por decreto número 9,000.

Teuchitlán cuenta con numerosos atractivos culturales o naturales, Teuchitlán es principalmente conocido por la presencia de un centro ceremonial prehispánico, llamado Guachimontones, asentamiento principal de la Tradición Teuchitlán. El municipio ofrece atractivos para el turismo cultural arqueológico, el turismo de aventura, el agroturismo y el ecoturismo. El turismo gastronómico también es atractivo por los variados restaurantes que se ubican en las márgenes de la Presa de la Vega.
En Teuchitlán se ubican atractivos hidrográficos significativos, al encontrase al costado de la antigua laguna de La Vega en donde se encontraron chinanpas. El poblado de Teuchitlán se localiza junto a una serie de manantiales conocidos como Manantiales del Rincón. Sobresale también el geiser de los Hervores, localizado en sus cercanías.

El nombre Teuchitlán proviene del náhuatl y significa lugar dedicado al dios o lugar del dios Tenoch. El pueblo tiene sus orígenes en la época prehispánica, pues fue fundado por tribus nahuatlacas en el cerro llamado hoy Guachimontón y formaba parte del señorío de Etzatlán.
Su incorporación a la Nueva España ocurrió en 1524 por la mano de Francisco Cortés de San Buenaventura. En 1530, Nuño de Guzmán anexa el poblado al territorio de la Nueva Galicia. En 1530, Nuño de Guzmán conquistó esta región de paso a Etzatlán. El virrey D. Antonio de Mendoza pasó por el poblado, en 1541, cuando vino a pacificar a los indígenas sublevados del Mixtón. El río que lleva el nombre del poblado marcó los linderos entre la Nueva Galicia, y la Nueva España.
En 1825 Teuchitlán era un pueblo con ayuntamiento y comprendía las siguientes haciendas y ranchos: Las Fuentes, Estanzuela, Labor, Paso de Flores y Laja. Desde esa misma fecha también perteneció al 5º Cantón de Etzatlán hasta 1872 en que pasa a depender del 12º Cantón de Tequila. En 1837 la población era ya cabecera del municipio, según se desprende del decreto del 6 de octubre de ese año.
Cerca de la población de Ahualulco se ubican las Piedras Bolas en donde descansan decenas de piedras esféricas de tamaño variable: en promedio, entre uno y dos metros de diámetro, aunque algunas se acercan a los tres metros. Fue en 1968 cuando geólogos estadounidenses, después de conocer las esferas de Piedras Bola, determinaron su origen y antigüedad. De acuerdo con los análisis y con base en estudios de otras esferas naturales –las encontradas en Nuevo México, EUA, con origen similar pero de unos 60 cm de diámetro las más grandes–, determinaron que su formación ocurrió hace alrededor de 40 millones de años, durante el periodo terciario, por caprichosa cristalización de ceniza volcánica (algunos la atribuyen al volcán de Tequila, distante sólo 30 km). Este material todavía candente, con temperaturas estimadas entre 500 y 800oC, inundó cañadas y, al estancarse y enfriarse, dio paso a la cristalización en capas concéntricas alrededor de las partículas de vidrio que contiene. Dichos procesos se detuvieron por enfriamiento en diferentes épocas, de acuerdo con su localización en el depósito de ceniza, de tal forma que las “bolas” así creadas resultaron ser de distintos tamaños y quedaron constituidas por sucesiones de capas, como una cebolla. Después de siglos el viento y el agua han descubierto muchas de las esferas pétreas sumergidas en la tierra y en la ceniza que no cristalizó. Actualmente la reserva de las piedras bola de Ahualulco está abierta al público para quienes deseen ir a conocer el patrimonio cultural y ecológico. En el parque se ofrecen diversos atractivos para el turismo de aventura como puentes colgantes, caminatas, senderos interpretativos y tirolesas
El año de operaciones inicial fue en 1954 su capacidad de almacenaje es de 44’035,000 mts3 , pero con la necesidad de almacenar más agua se le pueden poner tablones a la cortina y con esto llegar a captar 53’000,000 de mts3 . En los alrededores de ésta parte de la Presa en donde se localiza la cortina, se presenta como un lugar agradable, ya que se encuentran algunas zonas arboladas que utilizan los visitantes para pasar un día de campo en convivencia con familiares y amigos. Sus caminos para llegar son buenos, los señalamientos escasos, por lo que se recomienda colocar señalización..
Los sitios arqueológicos de la Tradición Teuchitlán dispersos por toda la comarca del volcán de Tequila están incluidos en la declaratoria por la UNESCO del “Paisaje Agavero y las Antiguas Instalaciones Industriales de Tequila” como Patrimonio Cultural de la Humanidad ya que son la evidencia más antigua de la transformación del paisaje natural de esta región por el ser humano. El excepcional sitio arqueológico de los Guachimontones de Teuchitlán representa en la actualidad un valioso testimonio de las culturas precolombinas que desde antiguo se establecieron en la región. Constituye una ventana abierta al pasado remoto. El sitio arqueológico, actualmente abierto al público, comprende un conjunto de edificios desarrollados a gran escala. Tuvo su periodo de esplendor entre los años 400 y 700 d.C. y desaparece hacia el 900 d.C. Constituye la zona núcleo de la Tradición Teuchitlán que tiene su esplendor entre los años 400 y 700 d.C. y desaparece hacia el 900 d.C. Se calcula que tuvo alrededor de 40 mil habitantes en conjuntos residenciales que cubrían 24 mil hectáreas. Para su edificación se utilizó piedra, adobe y cal para los edificios principales. En el centro del recinto más espacioso se levanta una pirámide concéntrica con varias capas y cuatro escalinatas. En su parte superior se localizaba un pequeño templo. Una banqueta perimetral sostiene varias plataformas, cada una con una estructura. Entre los dos círculos más grandes de este sitio se ubica una de las canchas de juego de pelota más amplias de Mesoamérica. Un tercer círculo, más pequeño, se entrelaza con el segundo.
El río Teuchitlán, es un lugar que fue rehabilitado y saneado para hacer de este sitio un lugar de esparcimiento familiar, cuenta con un andador al borde del río de 1.5 kms. de largo, el que se utiliza para caminar o correr. Las actividades que se pueden desarrollar en ese lugar pueden ser desde pasar un día de campo, hasta bañarse en el río.
Hotel ubicado a borde carretera en Teuchitlán con extraordinaria vista a la presa de la vega y excelentes instalaciones, para disfrutar de un excitante fin de semana en Teuchitlán. Hotel de 4 Estrellas cuenta con 17 habitaciones totalmente equipadas, restaurante y estacionamiento. Para mas información consulta www.rutadeltequila.com.mx
La taberna de la hacienda de La Rojeña o Las Fuentes se ubica en la actualidad sobre un terreno anegado por la presa de La Vega a un costado de la población de Teuchitlán y a borde de la carretera Guadalajara Etzatlán. El conjunto productivo se compone por un gran patio de descarga; dos hornos de mampostería; los restos de la sala de fermentos con vestigios de pozas subterráneas; el espacio de la nave de destilación y un largo acueducto. Esta destilería fue parte de las dependencias productivas de la hacienda de Las Fuentes localizada en un terreno más elevado cerca de 600 metros hacia el oriente.
El Templo parroquial dedicado al Sr. De la Ascensión se localiza a 4 cuadras aproximadamente de la plaza principal. Sus fiestas patronales son celebradas en mayo (fecha móvil) la celebración del jueves de la ascención, se hace previo novenario con alba, repiques, cohetes y recorrido de la música por las calles los 6 últimos días. También en el poblado se representa la pasión en semana santa con insignias vivas, le llaman las caídas de Cristo.
Con una visión innovadora y buscando replicar la experiencia exitosa que “Cazuela Grill” tuvo en Guadalajara años atrás, Don Alfredo González Gaytan, actual Gerente, se dio a la tarea de conformar un todo un equipo para arrancar en 1994 el restaurante “Cazuelas Grill” en Teuchitlán. A más de 15 años de su arranque, este restaurante ha logrado posicionar con sus clientes provenientes de la región, de Guadalajara y de estados vecinos, que conquistados por la sazón de “Las Cazuelas Grill” repiten su visita para deleitarse de los diferentes platillos y especialidades que este restaurante ofrece. Ubicado en un lugar privilegiado y teniendo como testigo los vestigios de lo que fue siglos una destilería llamada la Rojeña, así como el privilegio de contar con la visita de garzas. Para mas información consulta www.rutadeltequila.com.mx
Surge en el año de 1982, gracias a la inspiración del señor J. Santos Navarro quien con el deseo de ofrecer un servicio de calidad en la región, fundo el restaurante “Montecarlo Sea Food & Grill”. A 5 minutos de la zona arqueológica Guachimontones y ubicada en un área privilegiada rodeada de vegetación, árboles, palmas y aves, así como enmarcada en la Presa de la Vega, ofrecen una experiencia sin igual para degustar la variedad gastronómica en Teuchitlán con toques innovadores y especialidades reflejadas en sus platillos que integran las famosas ancas de rana. Para mas información visita www.rutadeltequila.com.mx
La visión de Don Jesús Orozco Rodríguez por aplicar la experiencia adquirida en el país vecino del norte, en el cual trabajó por varios años en el ramo restaurantero y con el sueño de tener un negocio propio, arrancó el restaurante el Soky hace cerca de 40 años atrás con tan solo 2 mesas para sus comensales. Observando la riqueza natural del lugar, lleno de tranquilidad, colorido y una gran biodiversidad, Don Jesús se enamora del lugar y buscó la compra de un terreno para asentar el primer restaurante de la zona gastronómica en Teuchiltán, en el que fue él el protagonista de la siembra de los árboles que rodean el lugar, así como de ser testigo de los primeros cimientos de su restaurante que a la fecha cuenta con 150 mesas, siendo un restaurante reconocido en la región y el estado y formando parte del corredor gastronómico de la zona restaurantera de Teuchitlán. Perseverando a los diversos tiempos y situaciones económicas y comprometidos con el servicio, la calidad y la innovación en sus platillos, especializados en los mariscos y tradicionales ancas de rana, su consolidación y la lealtad de sus clientes les ha merecido contar a la fecha con cuatro restaurantes en la región que son prueba de la lealtad de sus clientes. Para mas información visita www.rutadeltequila.com.mx
La casa grande se despliega en forma de “U” con un corredor porticado en su lado más largo y diferentes dependencias y habitaciones en su derredor. La construcción domina una pequeña elevación que da a la presa de La Vega. Recientemente ha sido objeto de modificaciones a su estructura original. Los espacios que mejor preserva la taberna de La Rojeña son los dos hornos de ladrillo con bóveda de pañuelo y la nave de destilación. En ella se encuentran los vestigios del amplio banco de alambiques con las hornillas para los cazos de evaporación y contiguo a ellas, los tanques de resfrío. Al fondo del banco el acueducto de alimentación de agua durante el proceso y los conductos que conducían los humos a los chacuacos, parcialmente demolidos. Pese a su importancia, el estado de conservación de esta instalación es precario y está sometido al vandalismo.
La hacienda de La Labor de Rivera se ubica cerca del poblado de Teuchitlán en la ladera sur del volcán de Tequila. La hacienda se agrupa alrededor de un corredor de acceso que uno de sus extremos presenta una pequeña capilla que se abre al pasillo utilizado como ampliación de la nave. Esta disposición es característica de las haciendas de la tequileras de las faldas del volcán de Tequila. El otro costado del corredor es rematado por la masiva troje dividida por arcadas interiores. Una crujía interior abarca varias dependencias y habitaciones y en su extremo los restos de la taberna antigua con un interesante pozo de cocimiento. Las crujías son ocupadas por habitaciones y algunas dependencias complementarias como cocina comedor o bodegas. La parte exterior tiene un corredor con arquería. Al frente de la hacienda se construyó una presa que recoge el agua de un arroyo. Al fondo del predio se ubican las caballerizas, una gran troje y los vestigios de un antiguo trapiche cañero. En un terreno contiguo se levantó la amplia taberna tequilera que se desplanta sobre un amplio predio a un costado de la casa grande. Aunque se conserva en ruinas, se pueden apreciar claramente los espacios productivos característicos de las destilerías de ese periodo. La hacienda de La Labor de Rivera ofrece varios servicios turísticos como recepciones, eventos para grupos, gastronomía y hospedaje. Cuenta con caballerizas para caballos pura sangre y un lienzo charro. Disfruta de esta hermosa hacienda para mas información visita www.rutadeltequila.com.mx
El conjunto productivo de esta hacienda es representativo de las haciendas tequileras que florecieron durante el siglo XIX alrededor de las faldas del volcán de Tequila. Por sus elementos compositivos y ornamentales se puede datar hacia la segunda mitad del siglo XVIII, periodo en que comienza el auge de las haciendas de la región y su tiempo de mayor esplendor fue durante el siglo XIX. Es en esta época que se establece su destilería. El conjunto comprende la casa grande, varias dependencias productivas, amplias trojes para resguardo de granos, corrales y el extendido espacio abierto donde se ubicó la taberna. La casa grande se despliega en una larga crujía de dos niveles con corredores en sus dos lados. Se accede a través de una plaza ajardinada que da frente a la arquería de orden toscano. En la planta baja se ubican varios salones, el comedor, la cocina y varios espacios destinados a bodega. La planta alta reúne las habitaciones. Al final del pasillo principal se localiza la pequeña capilla familiar en la que el corredor hacia las veces de nave. A un costado de la casa grande se ubica la taberna conformada por un acueducto, un patio de descarga a cielo abierto, un masivo horno de mampostería y el banco de alambiques. La hacienda de El Carmen ofrece variados servicios turísticos como SPA, recepciones, eventos para grupos, gastronomía y hospedaje. Se ubica a pocos kilómetros de las poblaciones de Teuchitlán y Ahualulco. Disfruta de noches placenteras en esta hermosa hacienda, para mas información visita www.rutadeltequila.com.mx

评论

    You can or this trail