时间  5小时 10分钟

航迹点数 397

上传日期 2014年5月18日

记录日期 五月 2014

-
-
1,179 m
898 m
0
0.5
1.0
2.02 km

浏览次数: 2841次 , 下载次数: 157次

邻近 Sant Romà de La Clusa, Catalunya (España)

Barranc del Pas de l'Escalell (Vilada - Berguedà)

Desde el lugar donde hemos aparcado el coche, bajamos unos metros por la carretera, y nada más pasar una reja anti ganado, podremos entrar al barranco por la izquierda. Bajamos un resalte de 5 metros por la derecha orográfica y a mojarse hasta la cintura.

Luego tendremos que salvar este otro resalte poniendo en prácticas las técnicas de oposición que dominemos, no se puede bajar como tobogán, ya que no hay poza de recepción, son tres metros con muy mala caída, así que a pegar la espalda a la pared.

Siguiendo el curso de barranco, nos encontraremos con un árbol que obstaculiza el primer rápel del barranco. Son seis metros, la instalación nueva está en la derecha orográfica, ya que la anterior, que estaba en la izquierda y actualmente tiene un difícil acceso a causa del árbol, tiene muy mala recuperación, pudiéndonos provocar problemas, así que mejor usar esta instalación.

A pesar de la nueva instalación, el árbol cayó con tan mala uva que dificulta mucho el rápel. Avanzamos otro tramo con pequeños resaltes sin dificultad y pasaremos un afluente a la izquierda orográfica que le da un pequeño aporte de agua al barranco.

El segundo rápel del barranco tiene 13 metros y se puede descender por ambos lados, por la izquierda lo haremos prácticamente volado en su totalidad, evitando el chorro de agua. O si tenemos ganas de remojarnos, lo podemos bajar por la derecha, montando un pequeño pasamanos para llegar hasta la instalación.

Si el barranco va muy crecido de agua y ninguna de las dos opciones de este rápel nos parecen seguras, podemos ir por un camino que hay a la derecha, evitando este rápel, y bajando por una instalación que hay unos metros más adelante, haciendo un rápel de 15 metros.

Dejamos atrás este rápel y metros más adelante llegamos al tercero, también con tres variantes, podemos descenderlo entero desde una instalación que hay a la izquierda orográfica, haciendo un rápel de 11 metros. Otra opción es bajar hasta la poza que hay más abajo ayudándonos con una cuerda, y desde esa poza, hay otra instalación a la izquierda, bajando 8 metros de rápel.

Y ya por último, si hay mucha agua y alguien comprueba la poza de recepción, en vez de hacer el rápel de 8 metros, se puede saltar, siempre y cuando se compruebe previamente la poza de recepción por alguien.
Al salir de la poza de este último rápel, tendremos que bajar un resalte de 4 metros, siempre con cuidado ya que la roca resbala un poco, y abajo no hay recepción para bajarlo como tobogán.

Más resaltes y el barranco se abre, encontrando a mano derecha un escape, delicado, pero es un escape. Si continuamos el descenso, a nuestra derecha encontraremos la instalación del cuarto rápel, 10 metros con su última parte volada. Cuidado al caer al agua, que solamente hay dos palmos de agua, por lo que hay que acabar el rápel con suavidad.

Delante nuestro encontraremos una gran roca, aquí iremos por la derecha orográfica, dejando el agua y trepando un poco para posteriormente destrepar unos 8 metros hasta volver al cauce. Ahora llegaremos al primero de los rápeles largos, una preciosidad de 22 metros a la que podemos acceder de dos formas. O bien montando un pasamanos desde el inicio hasta la instalación que está justo donde se empieza a bajar, o podemos ir por fuera del agua y montar desde una instalación que hay al lado del árbol que se ve en la foto, en una pequeña cornisa de la derecha, haciendo un rápel de 20 metros y acabando con un pequeño tobogán de 3 metros.

Por el rápel del árbol no tocaremos el agua, así que si el caudal lo permite, mejor bajar por la primera opción descrita anteriormente, mucho más bonita. Después de este precioso rápel, llegamos al primero de los tres rápeles casi encadenados, 21 metros que también vuelen a tener dos variantes, por la izquierda montaremos un pequeño pasamanos y llegaremos a la instalación que nos hará bajar por en medio del agua.

Si no nos queremos mojar o hay mucho caudal, podemos montar por la derecha, bajando un volado de 20 metros. Si antes de empezar este rápel no lo vemos claro y queremos salir, hay otro escape a la derecha, este más sencillo y menos perdedor que el anterior. Acabamos el rápel en una pequeña poza, desde donde gracias a un pasamanos muy resbaladizo, llegaremos a la instalación.

El rápel tiene 16 metros y se desciende con facilidad, a pesar que hay un pequeño tramo de unos dos metros volado en su primera mitad. Seguimos con dos resaltes de tres y dos metros y ya veremos la instalación del octavo rápel a nuestra derecha. Es un rápel de 18 metros, siendo su primera mitad muy estrecha y resbaladiza ya que el agua ha pulido la roca muchísimo, luego se ensancha y se hace menos resbaladizo, acabando en una poza donde tendremos que nadar unos metros.

Salimos como mejor podamos de la poza y bajamos otro rápel de 4 metros, imposible hacerlo como tobogán o destreparlo ya que no hay profundidad en la recepción. Montamos otro pasamanos para llegar a la instalación del noveno rápel. Y descendemos 15 metros más, acabando en otra poza donde tendremos que nadar un poco.

Salimos del agua y en la izquierda veremos la instalación del décimo rápel, 5 metros que nos vuelven a dejar en otra badina que nos mojará hasta la cintura. A la izquierda, entre las zarzas, está la instalación del siguiente rápel, el número 11.

Ocho metros que se descienden sin dificultad alguna y nos dejan en una poza que no cubre. Y para acabar esta zona encajonada, un último rápel de unos 12 metros aproximadamente con su instalación en la derecha orográfica. Ahora hay que avanzar por otra zona de caos, destrepando durante buen rato a través de grandes bloques.

Encontraremos los restos de un vehículo que el agua arrastró hace años, ya no se reconoce ni la marca ni el modelo. Después de este farragoso tramo de caos y destrepes sin importancia, llegamos al antepenúltimo rápel del barranco, el decimotercero, un pequeña rampita de 13 metros que se baja en seco.

Caminamos un poquito y llegamos al siguiente rápel, accediendo a su instalación a través de un pasamanos que hay montado en un boj. Pudiendo descender esta preciosidad de 23 metros, resbaladiza como ella sola. Unos últimos destrepes de tamaño mini y llegamos al final del barranco, con su instalación justo en el borde.

Quince rápeles con un espectacular final de 27 metros con un inicio de rápel un tanto incómodo, pero aún así no deja de ser una caña de rápel. Acabado el rápel ya nos podemos quitar la artillería pesada (arnés y demás quincalla) y bajamos un poco por el cauce y pasado un árbol que lo atraviesa, a mano derecha veremos un camino que sube muy pronunciadamente, hay una fita que lo marca.

La subida es dura, al principio hay que agarrarse donde se pueda para poder continuar, luego ya hay un camino que hace más cómodo el retorno. Lo últimos metros antes de llegar a la carretera vuelven a ser duros, pero las ganas de llegar arriba y acabar de una vez este pesadísimo retorno hacen que saquemos las últimas fuerzas que nos quedan y acabar de una vez.

Subimos durante unos 20 minutos por la carretera y llegamos al coche para cambiarnos. Y aprovechamos la magnífica zona de picnic que hay metros más arriba de donde hemos aparcado para comer tranquilamente.

View more external

Waypoint

Barranc del Pas de l'Escalell

Waypoint

Entrada

Curva de nivel
Waypoint

Final

Waypoint

Merendero

Waypoint

Parking

Waypoint

Pista tierra

Camino
Waypoint

Retorno

Camino
Waypoint

Salida

Arroyo
Waypoint

Subida

Curva de nivel

评论

    You can or this trail